21 mayo 2007

Y Perdónanos nuestras culpas de Claus Cornelius Fischer


Amterdam: la ciudad donde todo vale. Pero aún queda un último tabú...

El primer caso del commissaris Van Leeuwen.

Durante la celebración del día de la reina, la fiesta holandesa del «Koninginendag», en un parque de la ciudad de Amsterdam descubren, en circunstancias que hielan la sangre hasta a la policía, el cadáver de Kevin, un adolescente de quince años. El commissaris Bruno van Leeuwen, abrumado por el estado mental de su esposa Simone, gravemente enferma, asume la investigación en una ciudad dominada por el agobiante calor veraniego. Todos los indicios apuntan a que el joven ha sido víctima de un sangriento ritual mortuorio.

La aparición de una segundo cuerpo conduce al comisario hasta el obsesivo antropólogo Josef Pieters, candidato al premio Nobel y que ha dedicado su vida a investigar una tribu caníbal en extinción en Papua-Nueva Guinea. Inesperadamente, la búsqueda del asesino enfrenta a este tenaz comisario con un oscuro secreto en su matrimonio y a medida que el commissaris estrecha el cerco alrededor del Pieters, empieza a dudar de sus propias pruebas. La clave del caso quizá esté en las manos más insospechadas... « Un asesinato lo puede cometer cualquiera, pero no existen palabras que puedan describir esto.»

Y Perdónanos nuestras culpas
Claus Cornelius Fischer
Alea 2007
392 Páginas.