25 mayo 2007

Al Rojo Vivo - Raoul Walsh


Cody Jarrett y su banda asaltan un tren que transporta 300.000 dólares, asesinan a los conductores y huyen con el dinero. Poco después, los agentes federales inician la persecución, convencidos de que él es el autor del asalto. Pero Cody, tiene un problema serio con su personalidad sufre ataques, que lo convierten todavía en un hombre más peligroso. Ordena matar a sangre fría a uno de sus ayudantes, pero el encargado de rematar la faena, lo perdona. No obstante no sirve para salvar su vida.

La policía se encuentra en un callejón sin salida, pero las huellas del cadáver encontrado en la casa de las montañas delatan que es un hombre de Jarret.
Éste desconfía de todo y cree que existe una filtración por parte de uno de sus hombres, solo confía en su madre. La policía la sigue hasta un hotel donde se encuentra Jarret. Allí hiere a un agente y consigue huir. Al final decide que lo mejor para él, es autoinculparse de un atraco de poca monta para salvar su pena de muerte.

Cody se entrega a la policía y es condenado a sólo dos años de prisión, ya que ha preparado una coartada perfecta. Sin embargo, los agentes del tesoro están convencidos de que fue el cerebro del asalto y le tienden una trampa.

El encargado de desenmascararlo será un agente infiltrado en la carcel.

No hace falta decir, que se las ingeniará para salir de su presidio, ante una traición de su socio y novia.

Considerada una de las mejores películas de gángsters por Martin Scorcese. Cine Negro en estado puro.
James Cagney realiza una interpretación soberbia, volviendo a los estudios en los que consiguió sus mejores éxitos.
Virginia Mayo le sigue a la zaga, en papel de femme fatale (los ronquidos cuando duerme, la manera como escupe el chicle desde el coche y la singular forma de beber).
Oscar al mejor argumento 1949.


White Heat
1949 B/N
110 Minutos.
Actores: James Cagney, Virginia Mayo, Edmond O'Brien, Margaret Wycherly, etc.