19 mayo 2010

Un rastro de humo/ Rebeca Cantrell


Un creciente clima de terror en la investigación de dos crímenes: el de la muerte de un joven y el que destruye al pueblo alemán, atemorizado y fascinado por el ascenso nazi Sobre una de las paredes del pasillo de los Muertos Anónimos la periodista Hannah Vogel reconoce el cadáver de su hermano Ernst. Mientras el dolor se apodera de su cuerpo, Hannah decide que este crimen tendrá que resolverlo por sí misma, la policía no puede enterarse de nada, tampoco Peter Weill, el seudónimo con el que ella firma cada una de sus crónicas policiacas relatará lo que ha sucedido a Ernst. Por qué tenía su hermano, dentro de un neceser el legendario Pitón birmano, la joya más querida de Ernst Röhm, uno de los mejores amigos de Hitler? Los días que preceden la victoria del nazismo en Alemania no son seguros para quienes disienten de sus ideas, y ésta no será una crónica más para el Berliner Tageblatt.


Un rastro de humo
Rebeca Cantrell
Duomo 2010