20 mayo 2010

El último de los buenos chicos/ John Carbone


En el Brooklyn de los años setenta, un chico de catorce años puede seguir dos caminos. El primero, el más común, es buscarse un trabajo que le mantenga alejado de los peligros de la calle y le proporcione a diario un plato de comida caliente. Pero esta no es la vida que Marco Bolzani ha escogido. Él quiere dinero y lo quiere de inmediato, y el tío Tony le ofrece una oportunidad hecha a su medida cuando le propone trapichear a pequeña escala con marihuana. Respetado y temido por todos, Tony es el único hombre a quien Marco admira, su única referencia en un mundo de ladrones, asesinos y traficantes. Cuando le pide dar un paso más allá: meterse en el mercado de la cocaína solo para cerrar un par de tratos, Marco no puede negarse. Pero la espiral se acelera, los peligros se multiplican y Marco está cada vez más cerca del epicentro de este huracán. Cuando todo comienza a venirse abajo, una frase resuena en la mente de Marco: nadie saldrá de la banda? y vivirá para contarlo. Heredera del sabor a hampa de El Padrino, con el ritmo acelerado de Scarface y la intriga punzante de Uno de los nuestros, El último de los buenos chicos es una novela que da otra vuelta de tuerca al thriller de mafia.


El último de los buenos chicos
John Carbone
Plaza & Janes 2010