22 enero 2008

Skulduggery Pleasant/Derek Landy


La obra, escrita por el irlandés Derek Landy, primera parte de una saga que contará con nueve entregas.

Warner Bros ha comprado los derechos para llevar la historia del esqueleto detective a la gran pantalla.

Skulduggery Pleasant, del británico Derek Landy, está ya en todas las librerías españolas. El libro narra la historia de un detective muy especial: un esqueleto más muerto que vivo con gran sentido de la amistad que busca desesperadamente salvar el mundo. Para ello tendrá que hacer frente a todo tipo de personajes malvados, como zombies y vampiros.
El libro, cuyo género se ha definido como “intriga detectivesca”, está recomendado para niños a partir de 12 años. Sale en España, de la mano de SM, con una tirada inicial de 40.000 ejemplares, y con el respaldo del gran éxito obtenido en Irlanda, país natal del autor.
Derek Landy mantiene un divertido juego con el joven lector combinando una historia llena de intriga y misterio con las notas de humor que caracterizan la relación que entabla Skulduggery Pleasant, el curioso detective, con una niña llamada Stephanie, que verá como su vida cambia de la noche a la mañana al conocerlo.
El nombre del detective dice mucho de este juego. Skulduggery en inglés significa “tramposo” y “poco limpio” con connotaciones de “encantador” y “divertido”, según su autor. Es un “buen tipo”, pero pícaro y travieso. Además, siempre está envuelto en misterio y tratando con el mundo de la oscuridad y la maldad.
Por su parte la palabra Pleasant también responde a este juego de contradicciones. Significa “sofisticado”, “inteligente” y amigo de sus amigos pero también puede ser “cínico”, aunque parezca “confiado” e “ingenuo”.
El poder del cetro
La obra transcurre en la zona más oscura de Dublín… Una mañana el tío de Stephanie, conocido escritor de novela fantástica, aparece sin vida en su despacho. Este hecho marcará un antes y un después en la vida de la joven que, sin quererlo, se verá envuelta en la guerra de un mundo irreal donde buenos y malos luchan por hacerse con el poder del Cetro de los Antiguos y el Libro de los Nombres.
La trama, idónea para los amantes de la aventura y la fantasía, gira también en torno a este último elemento: el libro. Los nombres descifrarán la clave de la historia y describirán de forma detallada a cada uno de los personajes que viven al límite y bajo la esencia de una magia que flota en el ambiente.
Todos los personajes eligen un nombre para preservar su intimidad y mantenerse a salvo. Así, a parte del esqueleto que se hace llamar Skulduggery Pleasant, Stephanie cambia el suyo por Valquiria Caín. En su camino se cruzarán con otros personajes que han adoptado nombres tan peculiares como Abominable, China Sorrows o Serpine.
El objetivo de las aventuras de Skulduggery y de Stephanie consiste en evitar a toda costa, junto con otros amigos, que Serpine y los suyos, que quieren llenar el mundo de odio y oscuridad haciendo volver a los Sin Rostro, se hagan con el cetro y el libro.
Poderes mágicos
La magia y los poderes adoptan en el libro una especial relevancia, siempre presentes en el mundo de Skulduggery. Dedos que convierten en polvo todo lo que señalan, la capacidad de adoptar la forma de la tierra y no ser visto, la virtud de crear fuego con las propias manos o mover objetos con la fuerza de la mente.
Estos atributos especiales generarán los conflictos más intensos de la obra. En poco tiempo, Stephanie se convierte en algo más que una niña de 12 años y descubre esa magia interior que tan especial hace a los que la tienen.
Futura película
Tras el éxito cosechado en Reino Unido tras la publicación de Skulduggery Pleasant en abril de 2007, Warner Bros ha decidido comprar los derechos para realizar una película con el argumento de la obra, de cuya adaptación se encargará el propio Derek Landy.
Además, aunque de momento sólo se ha publicado la primera parte de la saga, la productora pretende hacerse también con las ocho entregas que la siguen.
El autor
Antes de crear esta historia para niños centrada en un detective “vestido” de esqueleto, Derek Landy escribía guiones para películas de terror. En más de una ocasión, el autor ha declarado que ambos procesos de escritura no tienen nada que ver y que se decanta por la literatura. “Cuando escribes un guión, suelen ser alrededor de 100 páginas, y muchos los puedes hacer en unos pocos días o semanas. Escribir un libro es completamente diferente, te lleva más tiempo y hay que pensar mucho”, explica.
Además, con los libros se siente “totalmente libre” ya que, según explica, en los guiones cinematográficos hay demasiados implicados, “desde productores y directores hasta los inversores.” Sin embargo, cuando se trata de un libro, la sensación es “maravillosa” porque puede dar alas a su imaginación en cada una de las páginas.
Sus trabajos siempre se han movido en el mundo de lo sobrenatural, con zombis, vampiros y monstruos. Aunque realmente no crea en estos seres. Precisamente por eso, Landy aprovecha la escritura para tocar estos temas y vivir en mundos “donde cualquier cosa puede pasar”.
Skulduggery Pleasant contiene mucho de su autor. Stephanie, la protagonista, experimenta parte de las aventuras con las que soñaba Landy de pequeño. “Stephanie es una chica con mucha suerte porque estoy permitiendo que le ocurran todas las cosas buenas con las que yo soñaba y puede vivir la vida que yo siempre quise”, explica el autor. Sin embargo, no todo van a ser historias felices, y Stephanie también se encontrará con sus pesadillas. “Supongo que eso la hace menos afortunada”, sonríe el autor.



Skulduggery Pleasant
Derek Landy
335 pág., año 2007
Editorial SM