10 marzo 2017

Herman Hupper y Sole Otero en el XXXV Salón del Cómic de Barcelona



Hermann Huppen, conocido artísticamente como Hermann, fue reconocido el año pasado con el Gran Premio de la 43 edición del Festival Internacional de Angoulême, que quiso hacer justicia a la trayectoria de uno de los historietistas más reputados del panorama europeo. Nacido en un pequeño pueblo de Bélgica, en 1938, en los albores de la Segunda Guerra Mundial, la primera etapa de la vida de Hermann estuvo marcada por la contienda bélica. Mientras se formaba en la Academia de Bellas Artes de Saint-Gilles (Bruselas), trabajó como diseñador de interiores y ayudante de arquitectura y fue a su regreso de Canadá, donde residió tres años junto a su madre y a su hermano, cuando empezó a establecer contacto con el mundo de las viñetas.

Publicó sus primeras historietas en revistas como Plein-feu o Tintín. En esta última vio la luz Comanche, en colaboración con el artista belga Greg, quien se convirtió además en uno de sus máximos valedores. Este western, que ha sido traducido a varios idiomas, es uno de los títulos más destacados de la trayectoria de Hermann. En España también se han publicado algunos de sus proyectos individuales, como Jeremiah (Planeta Cómic) o Las torres de Bois-Maury (Norma Editorial). Pero es ECC Editores quien, desde hace algún tiempo, ha venido engrosando el catálogo de sus obras en nuestro país, con títulos como Estación 16, un relato escalofriante y hermoso sobre el alto precio de los pecados del pasado, o Redención, western crepuscular adscrito en la tradición de los grandes clásicos del género. También han publicado El coyote o Old Pa Anderson, un cómic que aborda de una forma muy personal temas como la justicia o el racismo; en ambas obras comparte la labor creativa con su hijo Yves H., que ejerce como guionista. La polifacética trayectoria de Hermann da sobrada cuenta de su interés por explorar continuamente nuevos géneros y temas, como demuestra Abominable, su última publicación con ECC Ediciones, en la que se desenvuelve con maestría en el género de terror. Este artista viene invitado en colaboración con ECC Ediciones.




La ilustradora y diseñadora argentina Sole Otero (Buenos Aires, 1985), a quien ya conocimos en la pasada edición del Salón del Cómic, regresa a Barcelona para presentar su primera novela gráfica, Poncho fue, que de nuevo edita Ediciones La Cúpula, tras lanzar el año pasado su recopilación de tiras cómicas La pelusa de los días. Sole pasó la infancia y la adolescencia empapándose de historietas, de Mafalda y Astérix a Batman, pasando por el ilustrador rosarino O'Kif. Se graduó en Diseño Textil por la Universidad de Buenos Aires y lleva más de diez años haciendo del cómic, la ilustración y la creatividad su modo de vivir y de soñar. Además de colaborar con multitud de periódicos y revistas, Sole Otero ha ilustrado libros infantiles como A fada sonhadora, de la cantante Nana Toledo, o Ni se te ocurra, de Liza Porcelli Piuzzi. También forma parte del colectivo Chicks on Comics, que reúne a mujeres historietistas de distintas nacionalidades.

Si La pelusa de los días partía de una tira cómica que Sole —Solina para los amigos— empezó publicando en Internet, abordando la cotidianidad desde el sentido del humor, con Poncho fue la autora nos introduce de lleno en una tormentosa historia de amor de la que nadie saldrá siendo el mismo. Sole Otero asiste al Salón del Cómic de Barcelona invitada por Ediciones La Cúpula. Podéis seguirla en Twitter en la cuenta @Solina o en su blog http://solinaotero.blogspot.com.es.


Fuente: ficomic.com/