13 julio 2015

Siempre pagan los mismos de Carlos Bassas por José Ramón Gómez Cabezas



Hace poco, en este mismo blog halagábamos las cualidades de Benegas, un inspector cordobés metódico en lo procedimental y sencillo en sus quehaceres diarios, Herodoto Corominas, muy al contrario de lo que su nombre pueda indicarnos, es un personaje que le disputa los adjetivos al andaluz y no solo eso, los dos comparten realidades parecidas; desahucios, malestares políticos, corruptelas varias y asesinatos tan sorprendentes como imbricados.
Confieso que con anterioridad no había leído nada de Carlos Bassas antes de Siempre pagan los mismos, ni su anterior premio Carmona ni su serie japonesa y con la misma vehemencia puedo afirmar que seguiré leyéndolo, es más, como haría cualquier otro lector apasionado, buscaré en mi fondo de librería desesperado por encontrar alguno de sus libros anteriores.
Y es que Ofidia, me atrae, me resulta tan familiar que creo caminar por ella mientras bajo a comprar el pan y me cruzo con Pedregosa, Erice o Arretxe. Eso sí, con el que no me apetecería tener ni encuentro, ni muchos menos desencuentro, es con el desafortunado Falcón, municipal de reconocido pasado e intimidador presente, el cual muy a su pesar se convierte en el epicentro de este tsunami que lejos de ir controlándose, se agiganta a cada paso del inspector Corominas.
Dentro de esta ensalada de frustraciones y desaciertos, dos personajes grises que podrían pasar por secundarios, pero para nada lo son, Javier y Jon, actores de una película cuyo guión no eligieron. Porque el buen hacer cinematográfico del autor está aquí también presente, dándole forma a cada pasaje como si de una secuencia cuidada se tratara, sólo que los detalles visuales se bocetan como pequeños epitafios reflexivos perlados en cada uno de los capítulos hasta acabar concluyendo con la propuesta inicial de que siempre pagan los mismos.
Una última advertencia, entren en el juego que Bassas les propone con los apellidos y las localizaciones, todas, absolutamente todas tienen truco.
No les contaré mucho más, descúbranlo ustedes y disfruten como yo lo he hecho con esta muy recomendable Siempre pagan los mismos.




SIEMPRE PAGAN LOS MISMOS
CARLOS BASSAS DEL REY
ALREVÉS EDITORIAL 2015





1 comentario:

pilar vila dijo...

Yo la estoy leyendo ahora, estuve en la presentación y me gustó la persona (C. Bassas) Ahora me está gustando la novela.
Al igual que tú, no había leído nada suyo anteriormente y también buscaré sus obras ya publicadas!