14 agosto 2014

La agonía del asesino de James Sallis. Made in Arkansas




Sinopsis:

Phoenix, la quinta ciudad más grande de Estados Unidos. Un solitario asesino a sueldo afronta su último trabajo. Un detective cínico y harto de todo asiste impotente a la lenta agonía de su mujer. Un chico de trece años al que sus padres han abandonado tiene que aprender a valerse por sí mismo y sobrevive vendiendo cosas por eBay. Tres personajes solitarios, desarraigados de la sociedad.

Cuando Christian, el asesino, está listo para liquidar a su víctima, alguien se le adelanta y hace una chapuza. Y entonces él tratará de dar caza al hombre que le ha impedido finalizar correctamente su trabajo. Mientras tanto, el detective Dale Sayles sigue la pista de Christian. Y el chico, Jimmie Kostof, tiene aterradoras pesadillas que acaso sean las del asesino. Y aunque estos tres personajes no lleguen a encontrarse, sus destinos están fatalmente conectados. 

En esta inquietante historia de destinos entrecruzados, a un tiempo novela criminal y novela de iniciación, James Sallis traza un sombrío retrato de tres perdedores marcados por la violencia y el desconcierto. Y el resultado es una nueva muestra de la potente y singular narrativa noir del autor de Drive.


De este escritor sólo puedo hablar cosas buenas. Sencillo, amable y con quién te tomarías un aperitivo. Lo demostró cuando estuvo en Gijón, pasando desapercibido. Da la casualidad que una de las últimas novelas que vendí en Negra y Criminal fue "El regreso de Driver", el lector iba a lo seguro. Quería una historia ágil con coches de por medio. 

Al leer la sinopsis del libro se me vino a la mente un montón de autores, entre ellos a la gran dama del crimen: Patricia Highsmith. Naturalmente, después nada tiene que ver. Ripley era más retorcido.

Los tres personajes de la novela se complementan de una manera extraña, y que desvelarlo sería un spoiler en toda regla.
El problema surge cuando el asesino a sueldo con una enfermedad terminal no puede completar el encargo, y se le adelanta otro tipo. ¿Qué debe hacer?. Está claro eliminarlo antes que de que la vida se lo haga a él. 

Jimmie es un superviviente, abandonado por sus padres, y con unas extrañas facultades. Y el tercero en discordia es el detective Dale, con una mujer gravemente enferma, y empeñado en dar caza a los dos personajes anteriores.

Y con esto James Sallis ha montado un cocktel explosivo, que personalmente me sorprendió. Todo lo que ocurre después te dejará K.O. 

El escritor es un artista en dotar a sus obras de un magnetismo peculiar, algo que ultimamente se prodiga poco. Te engancha y no te suelta. 

Creo que esta novela es de las que estará a tu lado, como las siete restantes y el ensayo "Vidas difíciles". Son pura magia, una reflexión de la condición humana en toda regla. Si sientes curiosidad entra en esta página web: http://www.grasslimb.com/sallis/ , descubrirás a una persona polifacética. 

Eso sí, cuando se pone a escribir, ya sea de Lew Griffin, de Driver o de lo que sea, préstale atención.

Para terminar soy un Sallismaniaco. Así que si encuentras una palabra peyorativa, la tachas. 





Esta novela ganó el Dashiell Hammett Prize 2011, merecidamente. 

 ¡ A disfrutar amigos!




 Por José Andrés Espelt

No hay comentarios: