02 diciembre 2011

Nueves años de Negra y Criminal




Fin de semana que es al mismo tiempo el inicio de una larga semana. Tiempo de lectura antes de la vorágine navideña. Nosotros también les prepararemos nuestra lista de sugerencias, en la que no incluiremos ningún “pack”.

Si están el próximo domingo por Barcelona, les invitamos a un cumpleaños. El nuestro, el de la librería. El domingo celebraremos el noveno aniversario. Vermut, sifón, aceitunas, y patatas fritas. Y muchas ganas de hablar, de recomendar, de compartir libros y lecturas. Como todos los días.

Todo vale. No importa si las frases de las franjas o impresas en la contracubierta, son incongruentes. Leemos en un libro: “el retorno de la novela negra mediterránea” y en la frase de abajo, “que recuerda a la mejor tradición reciente sueca”. ¿ En qué quedamos?. O no tienen ni idea o son malintencionados y desprecian al lector, que es simplemente, para ellos, un consumidor.

Más franjas. En su momento la edición trade de Los cuadernos secretos de Agatha Christie, anunciaba en la cubierta dos novelas inéditas. En realidad eran dos relatos. Hace unas semanas salió la edición en bolsillo y se ha rectificado. Ahora se anuncia los que realmente contiene: dos relatos inéditos. Nos parece muy bien.

Nuestra recomendación de esta semana es un nuevo personaje, del que sabemos que en Italia, ya lleva protagonizadas cuatro novelas. Hablamos del Comisario Luigi Alfredo Ricciardi, creado por Maurizio de Giovanni.

Estamos en Nápoles y corre el año 1931, una época en que el fascismo en Italia goza de sus momentos de gloria. Es invierno, y la ciudad parece adormilada por el frío, pero el comisario Ricciardi no para de trabajar. Hombre de pocas palabras, solitario y terco, ha heredado de su madre un extraño poder: ve el último gesto de las víctimas de muerte violenta y escucha sus últimas palabras. Ese don le permite meterse de lleno en las investigaciones, pero le obliga a compartir parte del dolor de quien ha muerto. De ahí sus silencios y su mirada a veces extraviada. En este primer caso vemos a Ricciardi en los camerinos del Teatro San Carlo de Nápoles. Ahí el gran tenor Arnaldo Vezzi, artista admirado por su talento y amigo personal de Mussolini, ha sido brutalmente asesinado justo antes de subir al escenario para cantar I Pagliacci. Poco a poco iremos descubriendo el verdadero carácter de Vezzi y veremos cumplirse una vez más la ley de Ricciardi: las víctimas de un crimen, vengan de donde vengan, hagan lo que hagan, sean pobres o ricas, acaban muriendo por hambre o por amor. Con este relato se inicia la larga serie de novelas dedicadas al comisario Ricciardi, unos libros donde la intriga es importante, pero cuenta también y sobre todo ir disfrutando de la buena literatura y de la vida de Nápoles en la época del fascismo, un tiempo que parece repetirse hoy sin descanso y con mucho descaro.

El invierno del comisario Ricciardi, la ha traducido Celia Felipetto, al castellano para Lumen, y
Anna Casassas al catalán para La Campana.



Maurizio de Giovanni estará en Febrero en Barcelona participando en las jornadas BCNegra.



Y recuerden: más noticias en el blog de la librería.



Saludos negrocriminales y buena lectura



http://www.negraycriminal.com/

http://negraycriminal.blogcindario.com/





1 comentario:

Juka dijo...

Gracias por el aporte!!! Soy de Barcelona, no sabía de estas jornadas de BCNegra. Saludetes :)