12 diciembre 2014

Testigo de la defensa/ Erlantz Gamboa



En un juicio, son importantes las pruebas; pero el jurado suele prestar más atención a los testigos. La confiabilidad en sus testimonios suele influir contundentemente en la decisión de los doce “imparciales”. Por ello, es cardinal, tanto para la defensa, como para la acusación, contar con buenos testigos, muy confiables. Esta novela trata sobre la importancia de los testimonios, y, por ende, de los testigos en un juicio, y mucho más si se trata de asesinato. La defensa cuenta con un testigo valioso, alguien que probará, más allá de la duda razonable, la inocencia del inculpado. 


Erlantz Gamboa nació en Basauri (Bizkaia) un 14 de julio de 1946, por la tarde, y desde entonces agradece a los franceses que tengan la gentileza de celebrar su natalicio como fiesta nacional. Abandonó los estudios de economía en la Universidad de Bilbao para dedicarse al desarrollo de sistemas informáticos, instalándose en 1980 en México para trabajar en la proyección por ordenador de varias fábricas en el complejo petrolero de Coatzacalcos. Vive en Puebla, escribe desde 1985 y ha publicado cuentos y relatos en revistas y recopilaciones, muchos de los cuales han sido premiados o finalistas en diversos certámenes de narrativa y poesía. 

Con su novela Caminos cruzados ganó el Premio L’H Confidencial de Novela Negra.




Testigo de la defensa
Erlantz Gamboa
Baile del Sol 2014